JMF DXC2.2 MkII

Características técnicas

  • Tipo: Convertidor digital analógico modular con volumen
  • Volumen: Fijo (con previo) – Variable (70 pasos de 1 dB)
  • Entradas digitales: 2 x XLR + 2 x RCA + 1 x USB
  • Salidas analógicas estéreo:  1 x XLR  +  1 x RCA
  • Frecuencia de conversión: 705.6 KHz – 768.0 KHz
  • Resoluciones: 16 .. 24 bits / 44.1, 48, 88.2, 96, 176.4, 192 KHz
  • Nivel de salida: 7 V (XLR) – 4 V (RCA)
  • Impedancia de salida: 50 Ω (RCA y XLR)
  • Dinámica norma EIAJ: 130 dB reales (sin función auto-mute)
  • Relación señal-ruido: 130 dBA a nivel máximo (XLR)
  • Distorsión armónica: 0,0008 % a nivel máximo
  • Consumo: < 25 W en funcionamiento, < 1 W en standby
  • Dimensiones: (482 An x 106 Al x 321 Fon) mm

 

 

 

Descripción

Convertir flujos de bits en señales reales…  Preservar la música…

JMF Audio presenta el DAC 768 kHz: 4 veces el límite del Blu-ray y 8 veces el equivalente del SACD.

A los 30 años de experiencia de JMF Audio en electrónica de audio analógica, mundialmente reconocida, se sumaron nuevas competencias en materia de psicoacústica, así como un enfoque único sobre los circuitos digitales para la reproducción musical.
Las primeras investigaciones de JMF Audio en audio digital y conversión de señal se realizaron para satisfacer necesidades internas, por pasión y desafíos. También se trataba de evaluar el potencial de mejora en un área comúnmente considerada cercana a la perfección. Los resultados mostraron rápidamente que al abordar puntos, cuya importancia a menudo se ha subestimado, las soluciones que podría desarrollar JMF Audio favorecían la revelación de la arquitectura musical, tal como era el caso de los amplificadores de potencia, fundamentos de la marca.

La digitalización de la señal de audio ofrece muchos beneficios de transferencia y almacenamiento. Sin embargo, para disfrutar estas ventajas de escucha, es necesario convertir los códigos numéricos en señales continuas que evolucionan con el tiempo. JMF Audio aborda el tratamiento de la llamada señal digital y la etapa crucial de su conversión de una manera innovadora, de una manera globalmente analógica.

Un convertidor (DAC), traduce un valor cuantificado en una magnitud analógica en un instante de tiempo “T”. La información musical se extraerá mediante sucesivas conversiones de alta frecuencia. La relativa estabilidad temporal entre “instantes” de conversiones es un parámetro clave. La información de tiempo puede ser proporcionada por el lector de discos o por el servidor de archivos. Está basado en relojes. Pero estos relojes son componentes analógicos por naturaleza, con sus características, en particular la fluctuación de fase asociada a una densidad espectral de potencia específica (variabilidad de periodicidad).
Por lo tanto, es necesaria la máxima precisión de tiempo para garantizar una conversión fiel al original. Sin embargo, garantizarlo con musicalidad es un desafío. Para el convertidor DXC2.2 MKII, JMF Audio ha desarrollado el concepto de sincronización y temporización local llamado MLCK3™ (patentado), basado en sus propios circuitos de reloj ubicados cerca de las etapas de conversión, con el fin de asegurar la máxima integridad de la señal.

Con la llegada del CD, la frecuencia de muestreo de la señal de audio se estableció en 44,1 kHz que, según el teorema de Shannon, es suficiente para cuantificar las señales más agudas audibles para el oído humano. Los estudios de grabación trabajaron en frecuencias más altas, como 48 kHz. Los formatos DVD y Blu-ray permitieron aprovechar las frecuencias de muestreo de hasta 192 kHz. El aumento de la frecuencia de muestreo durante la grabación permitiría cuantificar los armónicos ultrasónicos de los instrumentos musicales. Este aspecto, a menudo ignorado, en realidad ayuda a reducir las limitaciones de la restricciones sobre el rechazo de la imagen espectral durante el muestreo, lo que hace que el proceso sea más transparente mejorando su respuesta al impulso.
Basándonos en nuestros estudios psicoacústicos sobre este fenómeno, JMF Audio ha desarrollado una tecnología de conversión que opera a 705 ó 768 kHz, lo que significa 16 veces mejor que el formato de CD, y aún el doble que el formato DXD interno de algunas máquinas de masterización. Esto es para asegurar una representación fiel de la información digitalizada y obtener una señal directamente analógica, muy fina, sin necesidad de post-filtrado. Una primicia mundial en 2003 … Un logro con el DXC2.2 MKII, llamado DA768.

Estas tecnologías innovadoras nos traen una restitución de atmósferas y matices extraordinarios, una nitidez de los planos sonoros y una fluidez inigualable de las interpretaciones.

Ultra alto rendimiento, universal, evolutivo, sencillo y fácil de usar

. El bloqueo MCLK3 es la respuesta inteligente de JMF Audio a los problemas de conexión con los transportes.

. El módulo USB permite un funcionamiento bit-perfect con aislamiento y sincronización local.

. Las tasas de conversión a 705,6 KHz y 768 kHz permiten que el audio PCM supere al DSD (SACD).

. La arquitectura super simétrica DMSS sobre un sustrato “oro PGP”, el pináculo del arte analógico.

. Mediante una conexión digital estándar, el MCLK3 extrae un sonido increíblemente detallado y natural.

La placa principal admite entradas de audio SPDIF estándar y AES-EBU profesional, e incorpora los relojes maestros de referencia. El módulo USB viene como complemento. Debido a que JMF Audio considera que la electrónica digital en un convertidor de audio requiere conceptos puramente analógicos (un reloj es un componente analógico por excelencia), se ha prestado una atención muy particular al desarrollo de esta nueva versión que incorpora muchas innovaciones:
Las dos entradas de audio SPDIF y las dos AES-EBU son independientes y están aisladas galvánicamente.
Las superposiciones de información de reloj y datos entregados de fuente de audio están aseguradas por el nuevo principio MCLK3 (mecanismo de bloqueo de 3 etapas de velocidad variable), que toma referencia a los relojes de precisión locales a través de circuitos MCDC (circuitos de distribución del reloj maestro).
Los circuitos MCDC cuentan con dos relojes maestros blindados hechos a medida para JMF Audio. Uno sirve referencia para las frecuencias de muestreo de entrada múltiplos de 44,1 kHz, el otro se utiliza para frecuencias de muestreo múltiplos de 48 kHz.
De la implementación de estos conceptos resulta una placa digital al servicio de la música.

Cronometraje de precisión inigualable. La alta resolución no es nada sin una referencia de tiempo precisa

El principio MCLK3 contribuye a la fluidez, el sonido natural y abierto, la verdadera dinámica y la “sensación analógica” que sorprende al oyente. Lo óptimo está asegurado con la conexión SPDIF o AES-EBU, sin artificios. Además, las frecuencias de muestreo de 176,4 y 192 kHz son soportadas mediante la conexión de un sencillo cable.

El transporte JMF Audio DMT 3.7 puede reproducir discos SACD y Blu-ray Pure Audio (192kHz), archivos PCM y DSD y conectarse al convertidor DXC 2.2-MKII  por AES-EBU.

El módulo USB (blindado), ofrece la forma más cualitativa de explotar archivos en su ordenador

El módulo USB permite la conexión de un servidor de audio; típicamente un ordendor personal en la que se ha instalado un reproductor de software de audio. Como se describe el párrafo anterior, el módulo USB es independiente y está conectado a la tarjeta de audio digital principal. Esta modularidad deja abierto el DXC 2.2 MKII a evoluciones potenciales y actualizaciones de futuros estándares.

El módulo USB cuenta con un aislamiento galvánico, evitando que el DXC 2.2 MKII esté sujeto a las interferencias electromagnéticas del entorno informático. Este módulo está encerrado en una caja protectora de aluminio con una fuente de alimentación específicamente dedicada.

A diferencia de las conexiones SPDIF y AES-EBU (interfaces), que transportan la información de audio de forma continua, los datos a través del interface USB se transfieren en paquetes. Por lo tanto, el módulo USB funciona de forma asíncrona con el ordenador, vía una comunicación bidireccional. Las muestras se solicitan al ordenador, que las suministra a la tarjeta de audio digital principal, a la velocidad impuesta por los relojes maestros locales del DXC2.2 MKII

 

 

La conversión del DA768 a 705,6 & 768 kHz permite que el audio PCM supere al DSD (SACD)

La sección del convertidor llamada DA768, otra pieza maestra y joya dentro del DXC2.2 MKII, convierte los flujos de bits en una magnitud física. La arquitectura de conversión DMSS, seguida de una sección analógica de ultra alta precisión, asegura una linealidad de conversión incomparable. La información en los niveles más bajos, que representa los diminutos matices y los ambientes más sutiles en la obra de los artistas, es extraída y correlacionada con el contenido musical. Esto da como resultado una reproducción extraordinariamente homogénea.

La placa DA768 conlleva componentes discretos montados en superficie, de nivel de ruido ultra bajo y condensadores hechos a medida. Todos los componentes y conectores de la ruta de audio han sido seleccionados según criterios técnicos, de fiabilidad y afinados por sus características de sonido naturales.

El acabado del circuito impreso multicapa (oro PGP), patentado por JMF Audio, es incompatible de con los procesos de fabricación automatizados. Los cientos de componentes a ambos lados de la placa son ensamblados a mano, soldados uno a uno por nuestros técnicos especializados, con la ayuda de una lupa y aplicando una soldadura específica de JMF Audio. Una obra de arte similar a una creación de orfebrería.

La arquitectura DMSS súper simétrica sobre un sustrato dorado, o el pináculo del arte analógico.

Equipado con un control de volumen desactivable, el DXC 2.2 MKII puede controlar directamente un amplificador de potencia. De hecho, las etapas de salida heredan las tecnologías utilizadas para el preamplificador PRS 1.5. En el nivel de la sección analógica pura, la nueva placa DA768 introduce un atenuador pasivo controlado por el interruptor HIGH / LOW del panel trasero. El rango de nivel de salida se puede ajustar de acuerdo con la sensibilidad del dispositivo accionado. Cuando se usa el DXC2.2 MKII con volumen variable, activar la atenuación de salida permite optimizar la resolución de conversión y el margen dinámico.

El DXC 2.2 MKII fue diseñado para ser una joya atemporal

Después de la selección sobre los aspectos técnicos y la afinada elección de las medidas, la decisión final sobre absolutamente todos los componentes de audio que conforman el DXC 2.2 MKII, fue tomada después de largas pruebas de escucha en el estudio de JMF Audio. Desde la restauración “MKII” remake, hasta su revisión actual, la inversión de JMF Audio en I + D  ha sido continua.

DAC JMF Audio, sencillamente fiel a la música.

 

Los componentes de JMF Audio están totalmente hechos a mano en nuestros talleres y pasan pruebas estrictas. Desde la revisión B, cada unidad pasa un control de más de 100 horas de escucha en nuestros estudios, asegurándonos de que su futuro propietario sólo recibirá lo mejor.

En JMF Audio dedicamos horas de estudio para el perfeccionamiento de nuestras electrónicas. Lo denominamos “Revisiones” y las enumeramos alfabéticamente en cada uno de nuestros dispositivos. Todos los propietarios de productos JMF Audio tienen la seguridad de poder acceder a las diferentes revisiones de sus aparatos. Evitar la obsolescencia en lo posible, cuidando nuestra clientela, es otra de las formas del savoir-faire en JMF Audio.

Noticias y reseñas relacionadas​